ALIMENTACIÓN PARA NIÑOS

Cocina

La alimentación es un momento esencialmente educativo y cuidamos que sea una actividad lo más agradable posible, a la vez que favorecedora del desarrollo de correctos hábitos de alimentación, autonomía personal, comunicación y relación con el resto de compañeros.

Contamos con una cocina totalmente acondicionada en la propia escuela, elaborándose la comida a diario para poder adecuar el menú al número de comensales y a sus necesidades alimenticias por razones de salud.

Con respecto a los bebés, la introducción de nuevos alimentos intentará realizarse por primera vez en casa, para controlar posibles alergias o intolerancias alimentarias. Por ello recomendamos que se haga en fin de semana. Una vez introducido el alimento nuevo, se comunicará a la Escuela para añadirlo en su dieta.
Cada bebé traerá su bote de leche a la Escuela con el nombre y los apellidos en el mismo. Deberá reponerse en función de la cantidad de biberón y de las tomas que haga.

No se admiten alimentos de fuera del Centro (exceptuando la leche en polvo de los bebés). Esto es para evitar posibles intercambios de comida y el riesgo que esto conlleva para los niños con problemas alérgicos.

Los servicios de alimentación que se pueden contratar son: desayuno, almuerzo, comida y/o merienda. Además, en cada una de las comidas nos gusta hacer participes a los niñ@s de la actividad, pues junto con la profe , ayudan a preparar la mesa y recogerla cuando han terminado, así como reciclar los desechos que se hayan originado. A través de estas tareas, los niños se hacen más responsables y autónomos.

En el tablón del porche se coloca diariamente el menú de los niños que ya mastican, el menú triturado para los más pequeños, el almuerzo y la merienda.